Sobre el número de investigadores en México

En los últimos años se ha hablado bastante sobre un tema que afecta a varios países desarrollados: hay demasiados graduados de doctorado y no hay suficientes trabajos para ellos. Por ejemplo, esta nota publicada en Times Higher Education y esta otra publicada en Science comentan los casos de Europa y Estados Unidos, respectivamente. El problema se ha debatido frecuentemente en redes sociales en México, e incluso algunas veces se ha asumido (sin mayor análisis) como un problema mexicano.

Recuerdo la preocupación de algunos jóvenes mexicanos al compartir la carta Don’t Become a Scientist del profesor de física Jonathan I. Katz de la Universidad de Washington. Algunos de sus argumentos son los siguientes:

Do something else instead: medical school, law school, computers or engineering, or something else which appeals to you. […] American science no longer offers a reasonable career path. […] American universities train roughly twice as many Ph.D.s as there are jobs for them. […] If you are in a position of leadership in science then you should try to persuade the funding agencies to train fewer Ph.D.s.

La traducción al español es la siguiente:

Haz alguna otra cosa: escuela de medicina, escuela de leyes, computadoras o ingeniería, o alguna otra cosa que te interese. […] La ciencia en Estados Unidos ya no ofrece una carrera razonable. […] Las universidades de Estados Unidos preparan aproximadamente el doble de doctorandos que número de trabajos que hay para ellos. […] Si tú estás en una posición de liderazgo en la ciencia entonces debes intentar persuadir a las agencias de financiamiento de preparar a menos doctorandos.

Como era de esperarse, la carta, publicada hace más de 15 años, despertó un debate interesante: aquí y acá algunos textos relacionados. Sin embargo, el traslado de este problema a la situación Mexicana está fuera de lugar por una sencilla razón: México no es ni Estados Unidos ni Europa, y no hay, ni de cerca, demasiados graduados de doctorado. Probablemente las universidades de países desarrollados no necesitan más investigadores, tienen demasiados, pero la mayoría de las universidades en México definitivamente los necesitan.

De acuerdo a estadísticas de la OECD, en 2011 el porcentaje de graduados de doctorado con respecto a un grupo de edad es de 3.4% en Suiza, 2.1% en Reino Unido, y 1.6% en Estados Unidos. El promedio de la OECD es de 1.5%. Por otro lado, México se encuentra al final de la tabla, sólo por encima de Chile e Indonesia, con un 0.2%. Estas estadísticas pueden consultarse aquí.

El mismo Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología reconoció que México sólo cuenta con 0.7 investigadores por cada 100 mil habitantes, mientras que países como España, Corea del Sur y Estados Unidos, cuentan con 4, 6 y 14, respectivamente. En 2011, la Subsecretaría de Educación Superior de México expresó su preocupación por el déficit de graduados de doctorado en México; por si fuera poco, “sólo uno de cada seis alumnos de posgrado cursa sus estudios en algún plan reconocido por el Programa Nacional de Posgrados de Calidad.”

Esta situación de déficit de investigadores, que también se presenta en casi todos los países latinoamericanos, fue recientemente analizada en el artículo Your PhD oversupply crisis is our opportunity de Iván Pacheco publicado en University World News. El autor hace una propuesta muy interesante: los problemas de sobreproducción de graduados de doctorado en países desarrollados y de deficiencia de éstos en países latinoamericanos pueden resolverse conjuntamente.

Overproduction of PhDs and deteriorating working conditions for faculty, particularly for adjuncts, in industrialised countries may represent an opportunity for the developing world. […] In contrast to the surplus of people with doctoral degrees in the United States, Spain and other industrialised countries, most developing countries have the opposite problem: the number of scholars and scientists with doctoral degrees is very low compared to the countries’ needs. […] Confining recruitment efforts to their own nationals can be a mistake for countries with low numbers of PhDs, as there is a growing stock of highly skilled researchers and professors willing to cross borders in the quest for a reasonably good working opportunity.

La traducción al español es la siguiente:

La sobreproducción de doctores y las condiciones en deterioro de los académicos, particularmente de los temporales, en países industrializados puede representar una oportunidad para los países en desarrollo. […] En contraste con el superávit de personas con grados de doctor en Estados Unidos, España y otros países industrializados, la mayoría de los países en desarrollo tienen el problema opuesto: el número de académicos y científicos con grado de doctor es muy bajo comparado con las necesidades del país. […] Confinar los esfuerzos de reclutamiento a sus propios nacionales puede ser un error para los países con bajos números de doctores, ya que hay una creciente reserva de investigadores altamente calificados y profesores dispuestos a cruzar las fronteras por la búsqueda de una oportunidad de trabajo razonablemente buena.

 

El problema del déficit de investigadores en México es un problema complejo y su solución deberá involucrar acciones del gobierno y la sociedad académica en general. Algunos puntos que considero que podrían ayudar mejorar la situación son los siguientes:

  1. Concienciar a los jóvenes de que el problema de la sobreproducción de investigadores no es un problema de países latinoamericanos: México necesita más graduados de doctorado.
  2. Impulsar los programas de doctorado de calidad, y advertir sobre los programas “patito.”
  3. Aumentar el número de plazas de investigador (sobre todo en universidades que urgentemente las necesitan), y mejorar las condiciones en las que trabajan los investigadores.
  4. Promover el impacto que personas altamente calificadas pueden tener en la industria en México.
  5. Seguir la propuesta de Iván Pacheco: fortalecer el reclutamiento de investigadores de alto nivel extranjeros.

Cualquier propuesta para aumentar estos puntos es bienvenida en los comentarios.

 

Advertisements

5 thoughts on “Sobre el número de investigadores en México

  1. Como siempre, un gusto leer buenos argumentos y bien fundamentados. En definitiva concuerdo con todo lo expresado, se necesitan mucho (a muchos) profesionales altamente calificados, necesitamos científicos e investigadores capaces de desarrollar proyectos para dar solución a la enorme lista de problemas que nos aqueja. Sin embargo, la falta de empleo es una realidad, y no es exclusiva de los investigadores, no hay empleo bien remunerado para médicos, abogados, etc. Plazas para investigadores bien remunerados son rarísimas, y ni que decir de las condiciones laborales para poder realizar investigación de alto nivel.

    Lo anterior no debe desanimarnos sino todo lo contario, retarnos.

    Saludos.

    Liked by 1 person

  2. Cada quien habla como le va en la feria. Mi experiencia: 2 años de experiencia postdoctoral, miembro del SNI desde 2014. He estado de limosnero de trabajo varios meses en decenas de Universidades mexicanas dentro y fuera del área metropolitana. En todas lo mismo: los concursos son una mafia, 100% corrupción, no hay plazas, las que hay están otorgadas. Estoy comenzando una empresa que nada tiene que ver con ciencia a pesar de toda mi resistencia intelectual (pues vaya que es difícil botar todo a la mierda) para no morir de hambre. Mi consejo para los que quieran ser científicos en México: no lo hagan. Mejor vayan a hacer doctorados a otros países y no regresen. Si no se quieren ir, en verdad NO LO HAGAN!! Claro, si son lambiscones y corruptos pueden acercarse a un grupo fuerte y esperar a que los ayuden a entrar tarde o temprano.

    Like

    • Creo que pocas personas cuestionarían que México necesita muchos más científicos (cosa que sí se cuestiona en países desarrollados); el problema, es que desafortunadamente a veces no hay suficientes oportunidades para los jóvenes. He conocido varios casos de universidades de provincia que, aunque no haya plazas, las crean para incorporar a miembros del SNI. Y no lo hacen de forma corrupta, ya que muchas de ellas tienen en sus reglamentos esta habilidad de crear “plazas de excelencia”. En Europa y Estados Unidos ni en sueños pasaría esto (a menos que sea una situación verdaderamente excepcional, como para incorporar a un próximo medallista Fields, o algo así).

      Like

      • Mi consejo (no solicitado) sería este: si eres un miembro del SNI interesado en obtener una plaza en alguna universidad de México, toca puertas (en todo el país), y tengo esperanza que en algún lugar encontrarás un directivo inteligente que aprecie tu trabajo.

        Like

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s