México y las Olimpliadas Internacionales de Matemáticas

La Olimpiada Internacional de Matemáticas (conocida como la IMO, por sus siglas en inglés) es la competencia preuniversitaria de matemáticas más importante y prestigiosa del mundo. Organizada anualmente desde 1959, el evento reúne estudiantes de secundaria y preparatoria para resolver un examen de seis preguntas que incluyen temas de geometría, álgebra, combinatoria y teoría de números. En años recientes, más de 100 países envían equipos de hasta 6 estudiantes. Dependiendo de su desempeño en el examen, cada estudiante puede obtener una medalla de bronce, plata u oro. En cada evento, aproximadamente el 30% de los participantes recibe una medalla de bronce, el 20% una de plata, y el 10% una de oro. Un estudiante obtiene mención honorífica si no obtuvo medalla pero resolvió completamente al menos uno de los seis problemas.

Los problemas a resolver en el examen son generalmente fáciles de entender pero difíciles de resolver. Por ejemplo, el siguiente problema fue tomado de la olimpiada de Tailandia 2015:

Problema 2. Determinar todas las ternas \mathbf{(a,b,c)} de enteros positivos tales que cada uno de los números

\mathbf{ab-c, \ bc - a, \ ca - b}

es una potencia de \mathbf{2}.

(Una potencia de \mathbf{2} es un entero de la forma \mathbf{2^n}, donde \mathbf{n} es un entero no negativo.)

Muchos de los estudiantes que han tenido participaciones excepcionales en la IMO se han convertido en grandes matemáticos. Por ejemplo, Terrance Tao, ganador del la Medalla Fields en 2006 y el Premio Breakthrough en 2014, mantiene el récord como el participante más joven en obtener una medalla de oro (lo hizo a los 13 años). De entre los participantes que han ganado tres medallas de oro, Lászlo Lovász ganó también los premios Wolf, Knuth y Kyoto, Simon Norton hizo importantes contribuciones a la teoría de grupos finitos, y Nikolay Nikolov (quien fue mi maestro de Teoría de Grupos en 2009 en el Imperial College London) ganó el premio Whitehead. En total, hay 14 matemáticos que han ganado al menos una medalla en la IMO y la medalla Fields. Sin embargo, tampoco es un requisito indispensable haber tenido una participación excepcional en la IMO para convertirse en un matemático exitoso: muchos grandes matemáticos nunca participaron, y otros participaron con un mal desempeño (como el medallista Fields Pierre-Louis Lions en 1973).

La entrada de este blog surgió con el pretexto de la reciente noticia sobre la participación del equipo mexicano en la IMO 2016. La Jornada comunicó la noticia puntualmente aquí. Por otro lado, Animal Político y Excélsior difundieron la noticia (aquí y acá, respectivamente) con algunas imprecisiones. Por ejemplo, Animal Político mencionó que Olga Medrano (quien se hizo famosa hace unos meses como la Lady Matemáticas por haber ganado una medalla de oro en la Olimpiada Europea Femenil de Matemáticas) es “la primera chica mexicana en participar en las Olimpiadas Internacionales de Matemáticas”; de hecho, la siguiente es la lista de las chicas mexicanas que han participado hasta ahora:

México ha participado en la IMO desde 1981, y su mejor desempeño fue en Colombia 2013, donde quedó en el lugar 17 de 97 países. Hasta hoy, sólo tres mexicanos han obtenido una medalla de oro:

En total, México ha obtenido 23 medallas de plata y 55 de bronce. El salón de la fama completo de los estudiantes mexicanos puede consultarse aquí

Afortunadamente, a pesar de las imprecisiones difundidas por los medios de comunicación, es fácil acceder a la información sobre las participaciones de México en la IMO debido a la base de datos que mantiene el sitio web oficial. Es de reconocer que los organizadores de la Olimpiada Mexicana de Matemáticas también tienen en su sitio web una excelente sección de historia en la que recopilan los resultados de México en distintas competencias de matemáticas. Me gustaría mucho ver que este tipo de secciones fuera cada vez más común en sitios de otros eventos académicos mexicanos, tales como el Congreso Nacional de la Sociedad Matemática Mexicana, del cual parece muy difícil encontrar información histórica. Esta falta de información sobre eventos académicos pasados en México contrasta con lo que sucede en otros países como el Reino Unido, donde incluso pequeños congresos como el Postgraduate Group Theory Conference (que sólo reúne alrededor de 50 participantes cada año) tienen un registro histórico detallado.

Advertisements